Seleccione la página

Blog

La industria pesquera debe rendir cuentas

Junio 21st, 2024

Why is the fishing industry bad? Is the fishing industry sustainable? Ocean ecosystems around the world are being destroyed by the fishing industry. Large scale fishing operations are not only polluting oceans and waterways, but destroying marine habitats by bottom trawling with massive fishing lines and nets. They drag them across the sea floor capturing fish and extinguishing everything in their path including coral and sponge communities that have been around for thousands of years. The fish left behind and not captured to be sold as food must now try to survive in a destroyed habitat. But fish are not the only casualties of this industry, because wherever there is fishing, there is bycatch.

Image: We Animals Media

These enormous nets also capture sea birds, turtles, dolphins, porpoises, whales, and other fish that are not the main target. These wounded creatures are then thrown overboard because they are considered useless by the fishing industry. Many of them slowly bleed to death while others get eaten by predators. These are the forgotten victims of the fishing industry. It’s been estimated by scientists that over 650,000 marine mammals are either killed or seriously injured annually by the commercial fishing industry.
Pero Greenpeace nos informa ahora de que esta cifra puede ser mucho mayor de lo que se pensaba en un principio gracias a las imágenes captadas por las cámaras. El Ministerio de Industrias Primarias ha publicado recientemente nuevos datos tomados de 127 buques pesqueros con cámaras instaladas a bordo. Gracias a estas grabaciones, han podido demostrar que el sector pesquero no declara las capturas accesorias ni las criaturas que no son su objetivo. Greenpeace Nueva Zelanda responsabiliza a las empresas pesqueras comerciales de "haber infradeclarado masivamente sus capturas de delfines, albatros y peces antes del programa de cámaras en los barcos".

"Los datos muestran que, en los 127 buques que ahora disponen de cámaras, las notificaciones de capturas de delfines se multiplicaron casi por siete, mientras que las de interacciones con albatros aumentaron 3,5 veces. El volumen declarado de pescado descartado ha aumentado casi un 50%", explica Greenpeace.

 

Image: We Animals Media

Greenpeace cree que esto debería ser prueba suficiente de que se necesitan cámaras en los barcos de toda la flota comercial, incluidos los buques de aguas profundas, porque la industria pesquera no dice la verdad. Estos nuevos datos demuestran que el público no puede confiar simplemente en que la propia industria diga la verdad.  

"Disponer de datos precisos significa que conocemos el verdadero coste de la pesca comercial para la fauna marina, lo que permite tomar mejores decisiones".

Sin embargo, las imágenes de las cámaras no son accesibles para la sociedad en general porque la industria pesquera quiere regular sus propias actividades, a pesar de haber mentido anteriormente sobre las cifras de capturas accesorias. El objetivo de instalar cámaras en los barcos pesqueros es mejorar la transparencia del sector, no mantenerlo en secreto, como quiere el Ministro de Océanos y Pesca. La gente debe saber lo que oculta la industria pesquera y poder elegir con conocimiento de causa.

Over 40,000 people have signed the Greenpeace petition calling on the New Zealand government to protect oceans, implement cameras on the whole commercial fishing fleet, and provide transparent reporting.

Commercial fish farm; Image: We Animals Media

Esta transparencia en los barcos pesqueros neozelandeses debería servir de ejemplo para otras partes del mundo. China es el país con mayor producción pesquera. Gran parte de los peces chinos se crían y sacrifican en granjas acuícolas que albergan millones de peces a la vez y tienen el tamaño de cuatro campos de fútbol.

Demanda una de las Acuerdo Basado en Plantas es renunciar y no crear nuevas piscifactorías ni ampliar las existentes, ya que son extremadamente peligrosas para el medio ambiente y generan cantidades ingentes de residuos. Un estudio publicado en la revista Science descubrió que una piscifactoría de dos acres produce tantos residuos como una ciudad de 10.000 habitantes. PETA informa de que "se descubrió que las granjas de salmón de la Columbia Británica producen tantos residuos como una ciudad de medio millón de habitantes".

Además de las piscifactorías, China se abastece de pescado del mar a través de barcos que también deberían tener instaladas cámaras.

 

Image: We Animals Media

Greenpeace Asia Oriental informa: "Se calcula que China captura cada año cuatro millones de toneladas de peces demasiado jóvenes o pequeños para el consumo humano, lo que agrava el problema de la sobrepesca en el país y puede diezmar las poblaciones de peces.

Explican que "el número de "morralla", nombre que se da al pescado con escaso o nulo valor comercial, capturado por las flotas chinas cada año equivale a toda la cifra anual de Japón..... Los mares de China están ya muy sobreexplotados".

 

En Estados Unidos, Igualdad Animal denuncia que se crían 1.300 millones de peces de piscifactoría para la alimentación y que la industria pesquera comercial mata anualmente casi un billón de animales en todo el mundo.

Oceana Canada informa de que en Canadá algunas pesquerías descartan en el mar más pescado del que traen a puerto para matar y vender como alimento. "No hay obligación de informar sobre cuántas especies canadienses no comerciales mueren por captura accidental, por lo que se ignora la cantidad de residuos".

 

Piratería marinaun documental de 2021 que se puede ver en Netflix, desvela la alarmante corrupción mundial en la industria pesquera comercial y la relaciona con el cambio climático. Esta impactante película demuestra que la pesca es la mayor amenaza para la fauna marina y ha acabado con el 90 por ciento de los grandes peces del mundo. Seaspiracy documenta que las operaciones pesqueras matan 30.000 tiburones cada hora y 300.000 delfines, ballenas y marsopas al año.

 

Es hora de pasar a la acción

No sólo necesitamos transparencia en los buques pesqueros de todo el mundo, sino que debemos dejar de comer pescado y avanzar hacia un sistema alimentario saludable basado en las plantas.

Considera la posibilidad de celebrar una vigilia del pescado en tu zona y firma la petición del Movimiento Animal Save para que el Secretario de Estado de Sanidad y Asistencia Social del Reino Unido deje de prescribir la pesca como alternativa a la medicación antidepresiva y contra la ansiedad y adopte en su lugar alternativas respetuosas con los demás y con el planeta. También puedes formar un equipo en tu zona que haga campaña para que tu ciudad respalde la página Acuerdo Basado en Plantas y anime a particulares e instituciones a apoyar planes de alimentación basados en plantas.

 

Miriam Porter es una escritora galardonada que escribe sobre veganismo, justicia social y viajes ecológicos. Miriam vive actualmente en Toronto con su hijo Noah y muchos amigos peludos rescatados. Es una apasionada activista de los derechos de los animales y defiende a aquellos cuya voz no se oye.